Autoridades nicaragüenses arremetieron contra familiares de presa política

Fueron víctimas de una brutal golpiza

El Centro Nicaragüense de Derechos Humanos (Cenidh) denunció que al menos cuatro jóvenes, dos de ellos con ciudadanía belga, fueron víctimas de una «brutal golpiza» por presuntos paramilitares sandinistas, en medio de la crisis sociopolítica que atraviesa Nicaragua.

Medios locales como La Prensa reportaron el incidente y publicaron imágenes de las víctimas de la agresión. Cenidh dijo que «ya ha puesto en conocimiento a los organismos internacionales y estamos actualizando la información para mantener las medidas cautelares que la CIDH».

«Exigimos una explicación inmediata y que se castigue a los responsables, de lo contrario, la policía nacional asume su responsabilidad como coautora», dijo Cenidh.

Lea también: Presidente de Argentina reconoció violaciones de Derechos Humanos en Venezuela

Los agredidos en la ciudad de Chinandega por las llamadas «turbas sandinistas» fueron identificados como Santiago y Diego Coppens, hermanos de la estudiante de nacionalidad belga y nicaragüense Amaya Coppens, quien está presa por oponerse al gobierno de Daniel Ortega.

Coppens, de 25 años, fue detenida con otros 12 opositores el 14 de noviembre, cuando intentaba llevar agua a 11 mujeres que hacían una huelga de hambre en una iglesia de la ciudad de Masaya para pedir la libertad de más de 150 manifestantes.

Esta fue la segunda encarcelación de la líder estudiantil. Antes fue detenida durante las manifestaciones de abril de 2018 contra el presidente Ortega y fue liberada en junio pasado en virtud de una cuestionada amnistía. Con información de VOA.

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba
Cerrar