Bolivia: ¿Golpe o Renuncia?; Por Betzabeth Jaramillo

El pasado domingo 10 de Noviembre, se produjo un hecho significativo para el pueblo de Bolivia y Latinoamérica

El pasado domingo 10 de Noviembre, se produjo un hecho significativo para el pueblo de Bolivia y Latinoamérica, luego de 19 días de protestas en las calles por los ciudadanos bolivianos, el Presidente Evo Morales presentó su renuncia y abandono el país con destino a Argentina, en vista que no pudo acudir a sus principales destinos como lo eran Venezuela y México por falta de autorización para transitar por el espacio aéreo de Colombia, Brasil y Ecuador.

Lea también: Corte Suprema de Bolivia reconoció a Jeanine Añez como presidenta interina de Bolivia (Video)

La Salida de Evo de la presidencia se debe a las protestas democráticas y sociales que se generaron después de los resultados de los comicios electorales del 20 de Octubre, donde hubo incongruencia en los resultados y una manipulación de los mismos, que fue denunciada por la organización de estados Americanos (OEA), así como por observadores internacionales que deberían velar por la imparcialidad del mismo, destacando que el proceso que se vio viciado, terminó con la reelección de Evo Morales bajo resultados truncados, lo que causo que el expresidente Carlos Mesa candidato presidencial, llamara a salir a la calle desconociendo los resultado y apelando a salvaguardar la democracia.

El pueblo de Bolivia bajo la lucha y manifestación pacífica durante éstas 3 semanas y media se mantuvo en la calle, pese a la represión del gobierno de Evo. El pronunciamiento de los estados en rechazo a esto no se hizo esperar así como el informe de la Auditoria de la OEA que destaco que:

1. “El equipo auditor no puede validar los resultados de la presente elección, por lo que se recomienda otro proceso electoral. Cualquier futuro proceso deberá contar con nuevas autoridades electorales para poder llevar a cabo comicios confiables”.
2. “La primera ronda de las elecciones celebrada el 20 de octubre pasado debe ser anulada y el proceso electoral debe comenzar nuevamente, efectuándose la primera ronda tan pronto existan nuevas condiciones que den nuevas garantías para su celebración, entre ellas una nueva composición del órgano electoral”.
3. “En los cuatro elementos revisados (tecnología, cadena de custodia, integridad de las actas y proyecciones estadísticas) se encontraron irregularidades, que varían desde muy graves hasta indicativas. Esto lleva al equipo técnico auditor a cuestionar la integridad de los resultados de la elección del 20 de octubre pasado”.
4. “Teniendo en cuenta las proyecciones estadísticas, resulta posible que el candidato Morales haya quedado en primer lugar y el candidato Mesa en segundo. Sin embargo, resulta improbable estadísticamente que Morales haya obtenido el 10% de diferencia para evitar una segunda vuelta”.
5. “Las manipulaciones al sistema informático son de tal magnitud que deben ser profundamente investigadas por parte del Estado boliviano para llegar al fondo y deslindar las responsabilidades de este caso grave”.
6. “La existencia de 1.575 actas TREP (sistema de conteo rápido, NDR) en el cómputo final, corresponde a un aproximado de 350 mil votos. El margen de victoria en primera vuelta es menor a 40 mil votos. Por lo tanto, una irregularidad de estas dimensiones es determinante para el resultado. Por estas razones el equipo auditor no puede validar una victoria en primera vuelta”.
7. “En el último 5% del cómputo, 290 402 votos fueron contabilizados. De estos, Morales ganó 175 670, es decir un 60,5% de los votos, mientras Mesa obtuvo solamente 69.199 votos es decir un 23.8%. En otras palabras, en el último 5% de votación, Morales incrementa el promedio de votación en un 15% comparado con el 95% anterior, mientras Mesa cae en una proporción prácticamente igual. Este comportamiento es muy inusual”.
8. “La existencia de actas físicas con alteraciones y firmas falsificadas también impacta la integridad del cómputo oficial”.

Todo esto genero las condiciones para la salida del exmandatario Aymara, a lo que se sumó el llamado del alto mando militar en vocería del comandante en jefe de las Fuerzas Armadas Bolivianas, general Williams Kaliman y los jefes militares y policías le pidieron al Presidente dar un paso al costado. “Luego de analizar la situación conflictiva interna, pedimos al presidente del Estado que renuncie a su mandato presidencial permitiendo la pacificación y el mantenimiento de la estabilidad, por el bien de nuestra Bolivia” como fue reseñado tal llamado.
Considerando la inestabilidad social y política en Bolivia Evo decidió llamar a elecciones, pero el hecho de que las fuerzas armadas acompañaran al pueblo Boliviano a las calles causo la presión suficiente para que enviara su renuncia al congreso.

Ahora bien fue ¿un golpe o una renuncia? Para concretarse un golpe debe haber sublevación militar, además generalmente no son pacíficos sino cambios bruscos, aunque morales dice que detrás de esto hay un “Golpe cívico-policial-militar” que es lo que siempre mantiene los de izquierda que los quieren sacar de esta manera o sino culpan al imperio norteamericano del mal gobierno que ellos presiden, respecto a la tesis de la renuncia hay que considerar que fue presentada por medios de televisión su dimisión y fue enviada al congreso para su aprobación. Posterior a presentar su renuncia Evo se roba el avión presidencial, debido a que entendemos que legalmente cuando se renuncia a un cargo político los bienes del estado ya no son de uso para quien dejó su cargo. Porque los socialistas siempre roban incluso cuando se van, el expresidente pide ayuda Argentina al recién electo Alberto Fernández, así como a López Obrador siguiendo su línea ideológica y de allí el día 11 solicita asilo al gobierno de México quien se lo otorga.

La renuncia de Evo Morales en Bolivia deja un claro mensaje a las democracias Latinoamericanas, demostrando que una ciudadanía organizada con un fundamentos, la cual no ha abandonado su lucha, mantuvieron su movilización con propósito y se mantienen firmes en sus demandas, pueden lograr grandes cambios. A que hay que sumarle indiscutiblemente la presión de los actores de poder e instituciones.

Pero con la izquierda nunca debe bajarse la guardia, debemos considerar las múltiples renuncias de afectos al MAS que es el partido de Morales y allegados al Expresidente, como el vicepresidente, la presidencia del congreso, entre otros, para general mayor inestabilidad en el gobierno que hoy asume la abogada Jeanine Añez quien fuera la segunda vicepresidente de la Cámara alta, según dicta la constitución del estado plurinacional.

A lo que en un lapso no mayor a 90 días llamara nuevamente a un proceso electoral, donde posiblemente él ex presidente Aymara desee postularse. La renuncia del ex presidente no es el fin de todo sino el comienzo de la libertad y la vuelta a la senda democrática de Bolivia, esto representa un paso heroico e histórico que quedará en los canales de la historia suramericana y boliviana. El pueblo de esta nación debe abocarse a restituir los valores perdidos y mantenerse firme ante los intentos de desestabilización que continuaran en la región y en dicho territorio vendrá por fuerzas del más, recordando los intereses del grupo de puebla y el foro de Sao Paulo.
Este pueblo que salió a las calles deja una última lección y es que “sin saquear, destruir el transporte, las instituciones y sumir en llamas tu propio país se pueden lograr los objetivos y defender la democracia” hoy es esta noble nación quien da un ejemplo a los movimientos sociales y a los ciudadanos del mundo. El día de hoy luego de casi 14 años de socialismo, Bolivia es libre y dueña de su propio destino.

Betzabeth Jaramillo
IG: betzabethj
Twitter: betzaj

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba
Cerrar