La silla sangrienta de Venezuela en el consejo de DDHH; Por Betzabeth Jaramillo

La elección de Venezuela es un duro golpe a la región y quienes protegen los derechos humanos

Anuncio

El día de ayer jueves 17 de octubre en reunión Venezuela fue elegida para ocupar un puesto en el Consejo de Derechos Humanos de Naciones Unidas, donde los 193 miembros de la Asamblea General debían votar para elegir a los dos puestos correspondientes a América Latina y el Caribe. Los países que presentaron sus candidaturas eran Brasil, Venezuela y Costa Rica. Brasil que buscaba su reelección consiguió la mayor cantidad de votos con 153, luego Venezuela, con 105 y en último lugar Costa Rica, con 96.

Lea también: Grupo de Lima rechazó que régimen de Maduro haya obtenido puesto en la ONU

La elección de Venezuela es un duro golpe a la región y quienes protegen los derechos humanos, al incluir un verdugo de tal calibre en un organismo que debería luchar por la defensa de los mismos. Cabe destacar que para la postulación a dicho puesto debe contarse con un expediente intachable además de cumplir ciertos estándares donde destaca: instituciones de defensa de DDHH, ratificación de tratados y cooperación con órganos internacionales, apoyo a la sociedad civil y prevención de represalias y cooperación con el consejo de derechos humanos y sus mecanismos. Donde actualmente Venezuela no cubre con los estándares y más bien es detractor de los acuerdos y los informes presentados incluso por la alta comisionada Michelle Bachelet quien hace poco presento un informe sobre las violación de Derechos por parte del régimen de maduro.

Costa Rica entró en la contienda a principios de octubre cuando su presidente, Carlos Alvarado, anunció la candidatura para evitar el nombramiento de Venezuela, destacando que quienes se oponían a la candidatura de Venezuela aludían a un informe presentado en julio pasado de la Alta Comisionada de la ONU para los Derechos Humanos, en que el que se denunció, entre otros crímenes, más de 6.000 asesinatos cometidos presuntamente por fuerzas de seguridad Venezolanas desde enero de 2018.

Maduro llega a este órgano con las manos bañadas en sangre porque no solo existen las muertes que la alta comisionada presento en su informe sino también las victimas de tortura, la represión, la falta de acceso a medicamentos y salud que ha causado la muerte de centenares de pacientes con enfermedades crónicas, sino también es importante destacar que el mismo día de la elección de Venezuela fue encontrado encontrado el cuerpo sin vida del concejal petareño Edmundo “Pipo” Rada quien se encontraba desaparecido y quien evidenciaba muestras de ajusticiamiento por el FAES al presentar 2 tiros de gracia con una funda en la cabeza y quien se encontraba parcialmente calcinado. Este vil asesinato de este líder político que también era miembro del partido Voluntad Popular al que pertenecen los lideres Leopoldo López y actual presidente (E) Juan Guaidó . Es la muestra mas clara de un régimen que desea sembrar el terror callar las voces en defensa de la libertad.

El Gobierno de Maduro pese a sus violaciones sistemáticas de DDHH Carga con las muertes de Neomar Lander, Fernando Alban, el concejal Edmundo Rada entre otros, que se van sumando presos políticos y el éxodo de venezolanos que este año llegara a los 5 millones y superara el conflicto armado de Siria.

Sin embargo hay que resaltar que, a pesar de sólo haber surgido pocos días antes, la candidatura de Costa Rica casi logró desplazar a la de Maduro, porque las naciones saben la situación de Venezuela, su régimen sanguinario y despótico. Donde más de 60 países al presidente (E) juan Guaidó y evidentemente han condenado la entrada de Maduro, como lo ha hecho Ecuador, Estados Unidos, Colombia, entre otros. Ahora bien es importante significar este hecho como lo que es: “la rotación del puesto de Cuba al de Maduro”. Porque los verdugos cubren a sus amigos, intentado vulnerar los organismos internacionales e infiltrarlos para que el peso de la justicia no recaiga sobre ellos. Dada esta elección a los demócratas nos queda pendiente el cuestionamiento al sistema de la ONU que permite que un régimen condenado por la propia comisión de DDHH entre al consejo, por votos de otros países que también violan derechos humanos.

También hay que reiterar la incoherencia del régimen ya que al estar allí le da validez al mismo organismo,que los condena por violaciones masivas de DDHH. Es fundamental destacar que el régimen de Maduro no tendrá margen de maniobra en esta instancia, ya que estará cercado por las democracias más importantes del mundo que a su vez le condenan públicamente. De igual modo hay que traer a colación que todos los Estados que se candidateen para un puesto dentro del consejo están obligados, bajo la resolución de la Asamblea General 60/251 del 15 de marzo de 2006, a sostener los más altos estándares en la promoción y la protección de los derechos humanos.

Hay que considerar que más allá de esta elección, lo importante es que no se borrará lo descrito en el informe de la Alta Comisionada Michelle Bachelet, donde se evidencia que la dictadura de Maduro ha cometido crímenes como tortura y ejecuciones judiciales. Además, que haya salido electo el régimen, no impedirá que se documente la presencia de grupos narcoterroristas en territorio venezolano, ni las ejecuciones, ni el ecocidio que están ocasionando. Tampoco impedirán que se constate la Emergencia Humanitaria que vive el país y ha obligado a más de 4 millones de venezolanos a tener que huir de su país.

En conclusiones relevantes es menester mencionar que la elección del régimen corresponde entre otras cosas, al carácter rotativo del Consejo de DDHH, el cual exige que cada 3 años se seleccionen a nuevos miembros, La dictadura ha sido electa por una cuestión administrativa, no por su compromiso con los derechos Humanos. Además que llama la atención que las dictaduras usualmente hipotecan todo por llegar a esta instancia. En este sentido, Maduro tiene dos años trabajando junto a Cuba para lograr comprar el voto de diversos países. Es necesario destacar que en este organismo están regímenes que violan los DDHH como es el caso de Cuba, Irán, Irak, Burkina Faso y Somalia.

Demás está acotar que la seguridad y estabilidad de la región con este puesto depende de las democracias, para salvaguardar la integridad de la región Sur.

Politóloga Betzabeth Jaramillo
Instagram: @betzabethj
Twitter: @Betzaj

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba
Cerrar