El duro golpe de la visita de Michelle Bachelet a Maduro: desencubriendo una dictadura; por Betzabeth Jaramillo

En el informe de la alta comisionada se refleja la crisis humanitaria y económica que padece Venezuela

¡Síguenos!

Este jueves 04 de julio la alta comisionada para los derechos humanos de las Naciones Unidas Michelle Bachelet revelo su informe elaborado sobre Venezuela, producto de una serie de reuniones y observaciones de diferentes instituciones y de la realidad vivida en su visita a este país suramericano. Destacando que durante su visita la expresidenta se reunió con autoridades tanto del Gobierno de Nicolás Maduro, como de la oposición y organizaciones ciudadanas para de esta manera elaborar un informe detallado de la situación actual del país.

Dicho documento cuenta con un cuerpo de 18 páginas donde se abordan diferentes temas de la realidad venezolana, destacando entre ellos tres apartados siendo estos: Los derechos económicos y sociales, las Violaciones de los derechos civiles y políticos y el Acceso efectivo a la justicia y a una reparación adecuada para las víctimas, además de incluir las recomendaciones y las conclusiones en su visita. Es menester mencionar que este informe, que se presenta en cumplimiento de la resolución 39/1 del Consejo de Derechos Humanos, ofrece una visión general de la situación de los derechos humanos en la República Bolivariana de Venezuela de enero de 2018 a mayo de 2019.

La Alta Comisionada quien visitó Venezuela del 19 al 21 de junio de 2019, también se reunió con el Ministro de Relaciones Exteriores, altos cargos de 17 ministerios del gobierno de Nicolás Maduro, el Presidente de la Asamblea Nacional Juan Guiadó y diputados de la oposición Venezolana, además de considerar los testimonios de los parlamentarios perseguidos. Asimismo, se reunió con el Presidente de la Asamblea Nacional Constituyente, el Fiscal General, el Presidente del Tribunal Supremo de Justicia y el Defensor del Pueblo.

Siendo su principal objetivo esclarecer la realidad venezolana para su 41º período de sesiones presentar dicho documento, sostuvo reuniones con representantes de la Iglesia Católica, el sector empresarial, universidades, estudiantes, sindicatos, organizaciones de derechos humanos, un aproximado de 200 víctimas, la comunidad diplomática y el equipo de la Organización de las Naciones Unidas en el país. Además de aceptar una presencia del ACNUDH por el presidente Maduro y los informes y documentos presentados por esta organización a fin de mostrar información fidedigna de las violaciones de DDHH en dicho país.

De su informe es mucha la información de interés que puede considerarse como en la que se refleja la crisis económica y social se agudizó considerablemente entre 2018 y 2019. Los niveles de corrupción son desenfrenados, la falta de mantenimiento en la infraestructura pública ha debilitado la calidad del servicio entre ellos luz y agua, que son recursos vitales para la vida, además se confirman las violaciones al derecho a la alimentación, incluida como una obligación del Estado para garantizar que la población no padezca hambre donde el principal programa de asistencia alimentaria, conocido como “cajas CLAP”, no cubre las necesidades nutricionales que son elementales para las personas. En cuanto al derecho a la salud en Venezuela, la situación es grave por la falta de medicamentos, espacios, especialistas y recursos básicos para llevar a cabo los procesos médicos necesarios, Asimismo, enfermedades que anteriormente estaban controladas y habían sido erradicadas, entre ellas enfermedades evitables con vacunas como sarampión y difteria, han reaparecido.

¡Síguenos!

Considerando estos elementos es posible catalogar de un servicio inhumano contra los mismos venezolanos por parte de la dictadura del Presidente Maduro. Considerando estos elementos se asegura «que existen motivos razonables para creer que se han cometido graves violaciones de los derechos económicos y sociales, incluidos los derechos a la alimentación y la salud, en Venezuela».

Ahora bien respecto a las violaciones de derechos humanos su informe es muy fuerte en el sentido que cataloga el uso excesivo de la fuerza y muertes causadas en el contexto de operaciones de seguridad, la represión selectiva y persecución por motivos políticos, el acceso efectivo a la justicia y a una reparación adecuada para las víctimas y los Grupos en situación de riesgo. Donde en el documento se asegura y agrega que se han cometido «violación a los derechos humanos y existen motivos suficientes para creer que ha habido ejecuciones extrajudiciales». De igual modo se menciona y admite que el Sebin (servicio de inteligencia del estado) y la Dgcim son responsables de secuestros, torturas y amenazas contra personas no adeptas al Gobierno, se Comenta sobre la militarización de las instituciones del Estado venezolano, son Vinculadas las muertes y asesinatos a los grupos de civiles armados progubernamentales, conocidos como colectivos del gobierno de maduro, operando al margen de la ley y alerta sobre las ejecuciones extrajudiciales perpetradas por las FAES.

Considerando todos los puntos abordados por este informe hay que reconocer que este Es uno de los avances internacionales más importantes de toda lucha emprendida por todas las familias venezolanas, ONGs, diputados, dirigentes, la oposición y sobre todo a las víctimas que durante tanto tiempo han elevado su voz contra todo lo que ha pasado en Venezuela, al igual que representa un duro golpe para la dictadura instituida en Venezuela. Donde el extenso resumen puede sintetizarse en que “Venezuela vive una dictadura” Esto lo dice la misma ONU que muchas veces premió al régimen en el pasado. Se comprueban torturas, presos políticos, censura, colectivos, ejecuciones extrajudiciales, justicia parcializada, constituyente ilegal, hambre, control social y la crisis humanitaria. Donde Maduro queda certificado oficialmente y mundialmente como lo que es: un dictador asesino, corrupto y hambreador. Donde queda al descubierto que No es la derecha, las ONGs o medios imperialistas o el Gobierno de Trump los causantes de la realidad Venezolana sumida en la miseria y en una emergencia humanitaria, sino el dictador y su sequito.

Este informe ha de servir para opacar a la izquierda que defiende a Maduro por ser “Anti Trump” al ver develado sus verdaderas acciones e intenciones las cuales son asfixiar al pueblo venezolano. Obliga a los gobiernos “tibios” o “neutrales” a tomar postura firme ante esta violación sistemática de DDHH en la región la cual se ha convertido en una mancha a la democracia sin precedentes. Así también Generará más malestar y divisiones dentro del régimen y especialmente con la FAN (Fuerzas Armadas Nacional) porque los crímenes de lesa humanidad no prescriben ni pueden ser borrados de las memorias de la historia y de las sociedades.

Mantente siempre informado ¡Únete a nuestro canal de Telegram!
Ver más

Relacionado

Botón volver arriba
Cerrar