Liberación de “presos políticos” en Nicaragua estuvo cargada de denuncias y sublevaciones (+Video)

Familiares recibieron a los ciudadanos con musicales tradicionales y símbolos religiosos

¡Síguenos!

Este martes predominó un ambiente de fiesta y denuncias en Nicaragua, tras la  liberación de los “presos políticos” bajo el régimen de Daniel Ortega, y su polémica Ley de Amnistía, aprobada con urgencia el fin de semana por el poder legislativo del dictador nicaragüense.

Los familiares de los recién liberados, recibieron a los ciudadanos con musical tradicionales, símbolos religiosos y muchas banderas, lo que es considerado por el régimen como actividad de sublevación.

Le puede interesar: Jorge Glas también es investigado por los fondos adjudicados a Manabí y Esmeraldas

Por su parte, los liberados denunciaron las torturas que vieron y vivieron durante los meses dentro de los centros penitenciarios.

Hoy mi convicción y mi lucha incluye a los privados de libertad en Nicaragua, no más torturas, queremos un trato humano, que dejen de humillar a los familiares que llegan a visitar a estas personas«, dijo el líder estudiantil Edwin Carcache, en medio de la fiesta espontánea por su liberación en un barrio popular del suroeste de Managua

¡Síguenos!

Camache, aseguró que no ha cometido ningún crimen “para que me vengan a beneficiar con una Ley de Amnistía” y advirtió que volverá a las calles a protestar por la libertad de su país.

«Aquí no queremos dictadores, hay que seguir luchando (…) ninguna ley nos va a calmar, queremos libertad de prensa, libertad ciudadana, el color de nuestra bandera precisamente significa libertad», sostuvo Carcache.

Por su parte, el líder opositor Yubrank Suazo gritó «¡Viva Nicaragua libre!». En 2018 Suazo declaró a Masaya «territorio libre del dictador», y hoy fue recibido como héroe en su ciudad, en el Pacífico de Nicaragua

Suazo, quien pasó 9 meses en la cárcel, reclamó elecciones inmediatas pues consideró que «Nicaragua necesita un cambio», y afirmó que Ortega «se equivocó» con la Ley de Amnistía, «porque nosotros nos mantenemos firmes».

También están el líder estudiantil Nairobi Olivas, la estudiante de doble nacionalidad Amaya Eva Coppens, el dirigente opositor Cristhian Fajardo y el docente Ricardo Baltodano, hermano de la comandante exguerrillera sandinista y opositora Mónica Baltodano.

La crisis de Nicaragua ha dejado al menos 325 muertos, según la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), aunque organismos locales elevan la cifra a 594, y el Gobierno reconoce solamente 199.

 

 

Mantente siempre informado ¡Únete a nuestro canal de Telegram!
Ver más

Relacionado

Botón volver arriba
Cerrar