Desestigmatizando al migrante venezolano en Ecuador; Por Betzabeth Jaramillo

Ante todo es preciso dar significado al concepto de migrante

¡Síguenos!

Venezuela uno de los países más ricos de América Latina y además conocido por la gran faena independentista emprendida y liderada por Bolívar y Sucre  en la región suramericana, que tomo como empresa la liberación de los pueblos hoy yace sumida en una crisis política, económica y humanitaria de emergencia compleja, que afecta a su población en unos estándares tan elevados que hoy en día según información de la OEA y ACNUR alcanza los 4 millones de migrantes que han abandonado sus hogares en búsqueda de nuevas oportunidades.

Ante todo es preciso dar significado al concepto de migrante donde la OIM (organización internacional para las migraciones) define a un migrante como “cualquier persona que se desplaza o se ha desplazado a través de una frontera internacional o dentro de un país, fuera de su lugar habitual de residencia independientemente de: 1) su situación jurídica; 2) el carácter voluntario o involuntario del desplazamiento; 3) las causas del desplazamiento; o 4) la duración de su estancia” basándonos en este concepto se puede decir que todos somos migrantes en la esencia propia del ser humano, aunque sea anacrónico traer a coalición esto, los pueblos americanos se constituyeron primeramente por ser nómadas en busca de mejores condición para fundar sus sociedades o es posible también ejemplificarlo al analizar el intercambio económico.

Lea también: La eterna ventaja; Por Raúl de Armas

Tomando en consideración el concepto anterior, es posible establecer una pequeña relación con el siglo XIX en Ecuador, donde migrantes vinieron a darle libertad y república a los países suramericanos, considerando como hitos históricos hechos resaltantes como el influjo de la socialización de diversas culturas, esta el caso de dos grandes generales Venezolanos como Bolivar y Sucre quienes llegaron a asentarse en Ecuador, el caso de Juan  José Flores quien fuera el padre fundador de la República y presidente en tres oportunidades además de padre de Antonio Flores Jijón quien, a su vez posteriormente fuera presidente, basándonos en este pequeño capítulo histórico se hizo transcendente la influencia del Venezolano en la sociedad andina y es que la sangre venezolana también corre por la venas de este glorioso país pluricultural; que a las faldas del Pichincha cobija a los pequeños grandes gigantes y nobles de corazón Ecuatorianos.

Ahora pues es menester hablar de las pequeñas oleadas migratorias del siglo XXI ocurridas en estos territorios, donde seria introductorio analizar y considerar la migración que Venezuela bajo la total relación de hermandad característica de Latinoamérica recibió de brazos abiertos y con toda la disposición a los hermanos ecuatorianos desde los años 90 hasta mediados de 2005, quienes buscaban una oportunidad que con gusto fue concedida y hoy en el país caribeño asciende a los mas de 350 mil ecuatorianos una cifra casi a la par del éxodo en este país que según datos suministrados por el actual presidente Lenín Moreno son casi 400 mil venezolanos, quienes han transitado por el corredor andino que engloba a Venezuela, Colombia, Ecuador y Perú. Donde es importante destacar que el migrante Venezolano en su mayoría está de paso ya que busca otros horizontes. Pero hay otros que se quedan inmensamente enamorados de la calidad humana del ecuatoriano, de los paisajes propios de este bello país, que incluso se asientan y buscan echar raíces para surgir.

¡Síguenos!

En consonancia con lo anterior al país se han llegado en lo que podría define irse como tres oleadas migratorias en lo que respecta a este siglo, considerando la primera entre 2008 y 2012 cuando el Venezolano se abrió al turismo de Ecuador y miles de ellos vinieron a conocer sus  maravillas de los cuales unos pocos se quedaron prendados como Bolívar de Manuela, así ocurrió con estos Venezolanos que buscaron la oportunidad de invertir en tiempo de Bonanza de la economía Venezolana. Una segunda oleada seria la migrante entre 2014 y principios de 2018, donde profesionales decidieron emigrar y buscar nuevas oportunidades, de estas migraciones es posible considerar el profesionalismo característico ya que parte de estos fueron ingresados a laborar en el sector público, universidades y empresas de gran envergadura, la tercera oleada desde mediados de 2018 hasta la actualidad obedece en su mayoría a los sectores más bajos de la población Venezolana quienes han migrado caminando, pasando dificultades y penurias producto del recrudecimiento de la situación actual de Venezuela.

Ahora bien es importante denotar cuales han sido los aportes de la migración de forma cuantificable al Ecuador, pues bien son más de 10 mil trabajadores del sector privado, los venezolanos profesionales se han sumado al trabajo público a través de hospitales, si bien han dejado su profesión para emprender un oficio aprendido acá pagan arriendos los cuales desde 2014 hasta la fecha se han incrementado y han mantenido la estabilidad económica de la clase media y baja del ecuador, de igual modo la fuerza trabajadora del Ecuador se ha visto beneficiada al ser maestros albañiles quienes también trabajando en la edificación de obras públicas y privadas, que engrandecen a este país, otro de los aportes importantes es que al menos 3 de cada 10 Venezolanos son emprendedores en el sentido que existen vendedores informales, establecimientos propios y demás iniciativas que benefician al mercado ecuatoriano, proporcionando competencia y nuevos productos, dinamizando las economías locales y engrandando la economía nacional. Donde hay que considerar que naciones unidas había alertado de una crisis económica sin precedentes en el Ecuador para 2015 pero se puede decir que gracias a este influjo de la inmigración se paleo un poco. Al igual que la crisis por excedente de arroz que estuvo alertada para el año 2018 pero con éxodo descontrolado el consumo de arroz se mantuvo e hizo que el país no sufriera gravemente este impacto.

Entonces si la migración fuera controlada y dotada mayores herramientas sus aportes serian mejores para la economía y la sociedad ecuatoriana, otro punto que es de vital importancia analizar es el envío de remesas de los Venezolanos a sus familias donde es falso que los dólares ecuatorianos son enviados a este país, más bien los dólares producto del trabajo duro del Venezolano se quedan en el ecuador y dinamizan la economía ya que a Venezuela solo se envían bolívares por ser la moneda oficial del país, acá se quedan los dólares y además los réditos concernientes a impuestos bancarios. Ahora bien según podemos entender han migrado tres oleadas de Venezolanos de formas muy distinta siendo la última quienes están en mayores condiciones de vulnerabilidad, pero sea cual sea la oleada migratoria todo Venezolano estará dispuesto a trabajar y aportar directa o indirectamente a la economía Ecuatoriana ya que nadie está en el país de manera parasitaria sino que buscan producir.

En líneas generales esta influencia es palpable en el ecuador y lejos de ocasionar daños considerables, han tenido grandes aportes a nivel económico, intelectual como el caso de los aportes a grande universidades como la PUCE, además de establecer lazos fuertes de hermandad y fraternidad con los nacionales de este bonito país que creen en las oportunidades y la integración.

Instagram: @betzabethj

Twitter: @betzaj

Mantente siempre informado ¡Únete a nuestro canal de Telegram!
Ver más

Relacionado

Botón volver arriba
Cerrar