Exarzobispo australiano se salva de la cárcel tras encubrir abuso sexuales de un cura

¡Síguenos!

El exarzobispo australiano Philip Wilson, condenado a un año de detención por haber encubierto abusos pederastas, no irá a la cárcel después que un tribunal le concediera este martes la posibilidad de cumplir arresto domiciliario.

Wilson, de 67 años, se encuentra inmerso en este proceso judicial tras ser declarado culpable de encubrir los crímenes cometidos por el cura Jim Fletcher, un notorio cura pedófilo, en los años 1970 en el estado de Nueva Gales del Sur, por no haberlos denunciado.

El tribunal de Newcastle, al norte de Sídney, lo había declarado culpable de haber encubierto un crimen grave cometido por otra persona y lo había condenado a 12 meses de prisión, sin posibilidades de liberación anticipada antes de seis meses.

Mantente siempre informado ¡Únete a nuestro canal de Telegram!
Ver más

Relacionado

Botón volver arriba
Cerrar