Puntos claves en el discurso de investidura del nuevo presidente de Colombia

El nuevo mandatario dejó entrever tres aspecto coyunturales que ayudan a definir lo que serán sus políticas

¡Síguenos!

Iván Duque, político de vocación y economista de profesión (como lo tildan sus adeptos), asumió el pasado martes 7 de agosto como el presidente número 60 del hermano país de Colombia, en medio de tensiones con el autoritario gobierno de Nicolás Maduro en Venezuela, la guerrilla del Ejercito de Liberación Nacional (ELN), el acuerdo de paz con las FARC, sin dejar por fuera el problema de la frontera norte con el Ecuador, estando involucrados grupos subversivos.

Le puede interesar: Iván Duque fue investido como nuevo presidente de Colombia

En su discurso de investidura, Duque solamente confirmó aquello que prometió en su campaña: solidez en sus argumentos y práctica íntegra acorde a su filosofía política. De línea conservadora actualizada y ‘ahijado’ político del expresidente Álvaro Uribe, dejó entrever que la Colombia actual «puede estar mejor» y que su gobierno será «democrático» , uno que gobernará para todos los colombianos, sin ningún tipo de distinción política o social, gobernando «libre de odios y mezquindades».

De 42 años, y siendo el más joven en ocupar la Casa de Nariño (lugar de vivienda del presidente en Colombia) Hay tres temas que resaltaron de dicha alocución, los cuales son de interés en toda la región y para el Ecuador, los cuales son:

Acuerdo de paz con las FARC y problemas fronterizos con el Ecuador

Luego de años de diálogo y conatos de paz, el para entonces presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, logró lo que ningún otro pudo en el pasado: un tratado de paz con la guerrilla más peligrosa y que más daño le ha ocasionado a Colombia, las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC). Sin embargo, lo que parecía en un primer momento sería un acuerdo nacional tras décadas de muertes y violencia, fue un pacto que dividió el país por lo que en el contenía, que no era más que la politización de la guerrilla -que actualmente son partido político con participación en el Parlamento- y el ‘perdón de sus pecados’.

¡Síguenos!

Luego de las elecciones para aprobar el pacto, Colombia dijo «No» en un principio, teniendo Santos que recular en éste, al final logrando en parte lo que planteaba en pequeños acuerdos laterales.

Estos acuerdos de paz, tanto Duque como su principal valedor, Álvaro Uribe, los consideran como indignos e injustos para la sociedad colombiana, ya que exime a la guerrilla de todas sus culpas, por lo tanto, el nuevo presidente ha afirmado que modificará y corregirá estos acuerdos, ya que hay fallos estructurales donde no hay restitución a las miles de víctimas del exgrupo guerrillero.

Este es un tema de sumo interés nacional, ya que hay que recordar el secuestro y posterior asesinato de los hermanos periodistas y reporteros del diario El Comercio el pasado mes de marzo de 2018 por un «grupo disidente» de lo que son en la actualidad el partido político «Fuerza Alternativa Revolucionaria del Común».

Le puede interesar: Oposición a presidente Duque manifestó para exigir que “se cuide la paz”

Políticas de paz con la guerrilla

Este apartado guarda mucha relación con el punto anterior, ya que se trata de las decisiones que tomará Duque con los grupos irregulares que no se desarmaron junto con el resto de las FARC.

El nuevo presidente siempre mostró su disconformidad con los tratados logrados por su antecesor, no solo con la exguerrilla de las FARC, sino con las del Ejercito de Liberación Nacional (ELN), quienes en las últimas semanas antes de la investidura presidencial secuestraron cerca de 20 personas, entre efectivos militares, policías y civiles.

Considera que el secuestro y asesinato no debe ser «amnistiable» por el respeto a las víctimas y sus familiares , por lo tanto una posible negociación con el ELN y que sobre la mesa esté puesta un posible ‘perdón de culpas’ por todo el sufrimiento y destrozo a la sociedad colombiana no está en la nueva agenda presidencial.

Certero en sus palabras, Duque expresó: «Desplegaremos correctivos para asegurar a las víctimas verdad, justicia proporcional, reparación y no repetición. Denunció «fallas estructurales» en la implementación de políticas de amnistía con grupos subversivos.

Le puede interesar: Guerrilla colombiana ELN secuestra efectivos militares y civiles al noreste de Colombia

Relaciones con el gobierno de Nicolás Maduro en Venezuela

Si las relaciones con el gobierno de Nicolás Maduro en Venezuela han sido difíciles con la anterior jefatura presidida por Juan Manuel Santos, las actuales parecen ser inexistentes. Duque dejó claro en su campaña para la presidencia que no será «flexible» con la «dictadura de Maduro», resaltando la cantidad de asesinatos a estudiantes tras las represiones a las manifestaciones ocurridas en el 2017.

En su discurso de posesión, el nuevo mandatario colombiano envió un mensaje a Maduro, no directamente, que dejó entrever una vez más la postura de no aceptación a regímenes dictatoriales y autoritarios en la región, no solo a Venezuela, sino los de Nicaragua y Cuba.

«Nuestra actitud no es belicista, nuestra actitud es democrática y estaremos en todos los escenarios internacionales defendiendo la Carta Democrática Interamericana (…) la defensa de los valores democráticos y el rechazo y denuncia de cualquier forma de dictadura en el continente americano«.

Se inicia una nueva etapa en Colombia, una donde estará involucrado nuevamente la derecha en el país, en esta ocasión nuevamente dirigida por el «uribismo».

Mantente siempre informado ¡Únete a nuestro canal de Telegram!
Ver más

Relacionado

Botón volver arriba
Cerrar